Louis Roederer, el primer champagne de lujo

Gourmet / 28 septiembre, 2017

Fundada originariamente en Francia en1776, pasó a ser propiedad de la familia Rodeler en 1819, pero no fue hasta 1833 que Louis Roederer heredero,  visionario y empresario ve la necesidad de ampliar esos viñedos con la obsesión de poder controlar todos los procesos de elaboración del producto.

Es así como empieza una escalada hacia la excepcional calidad de su producto. La selección meticulosa de tierras se convirtió en el secreto de su próspera actividad. Actualmente sustenta 240 hectáreas situadas en Montagne de Reims, Vallée de la Marne y Côte des Blancs que le han garantizado ser una de las pocas Casas de Champagne independientes.

The-Luxury-Trends-Roederer-Cristal-1971

Pero existen dos hechos importantes en la historia de Roederer que fueron de vital importancia:

El primero en 1870, de mano del hijo de Louis Roederer. Louis II., motivado  por la visión de su padre, inicia una política de expansión que lleva sus botellas desde Moscú y San Petersburgo hasta Nueva York y Washington. Fue a partir de ese momento cuando en 1876 el zar Alejandro II pide a la Casa de Champagne la creación exclusiva de un espumoso para sus fiestas y celebraciones, naciendo así el famoso “Cristal”. Con la idea de diferenciarlo de otros, la botella seleccionada fue transparente y con la base plana.

Este último detalle, petición irrevocable del zar, redefinió el diseño de las botellas. Debido al hecho, funcional y técnico de la concavidad de las bases de éstas  (los espumosos suelen tener la base cóncava por varios motivos, pero sobretodo  es la capacidad que otorga a la botella para soportar mejor la presión que se genera cuando se realiza la segunda fermentación). El porqué de esta petición, fue la obsesión del zar a sufrir un atentado.

The-Luxury-Trends-Roeder-Cristal

El hueco cóncavo de las botellas, hasta aquel momento, podía llegar a ser un lugar perfecto para ocultar algún explosivo. De esta forma nació el hecho que se considerara el primer Champagne de Lujo.

Años más tarde, con la caída del zar en Rusia y la ley seca de Estados Unidos, la producción de “Cristal” decayó hasta decidir retirar su producción. No obstante en 1945, como respuesta al crecimiento de Dom Perignon, Rouderer vuelve a relanzar el “Cristal” manteniendo los mismos estándares de calidad y exclusividad.

El segundo hecho  pero no por eso menos importante en la historia de la marca se podría datar de los años 1920.

El nuevo heredero de la Casa Louis Roederer, Léon Olry Roederer, llevó a cabo la gestión de los viñedos  con el deseo de crear un vino muy equilibrado,  armonioso  y  de varias añadas .  Así pues  empezó la creación de otro de los grandes éxitos de Louis Rouderer, el  Brut Premier. Este champagne permitió el renacimiento de la Casa ante unos años complicados a nivel mundial tanto políticamente como socialmente que dificultaron e incluso imposibilitaron la existencia y la evolución del mercado.

The-Luxury-Trends-Roeder-brut

Tras su fallecimiento, a partir de 1933, su esposa Camille decide dirigir la empresa familiar y lo hace de una forma brillante alcanzando un éxito absoluto y estable.

Camille era una aficionada incondicional de las carreras de caballos, tal era su pasión que llegó a ser propietaria de una de las cuadras más famosas del mundo, pero al mismo tiempo era  una hábil mecenas que con una elegancia irrefutable multiplicó las recepciones con aire festivo en el palacete familiar de Reims. Dichas veladas, donde el champagne era un pilar importante, llegaron  a marcar la historia de Louis Rouderer  sumando a la degustación del champagne una nueva generación de aficionados.

The-Luxury-Trends-Roeder-bodega

Por otro lado, hay que mencionar que tantos los viñedos como la técnica son importantes. De hecho hay que destacar una particularidad esencial del Champagne. Louis Roederer  es el resultado de la armonía seleccionada  de diferentes pagos mezclados. En la Maison Louis Roederer, se guardan vinos de diferentes y seleccionadas añadas que se conservan en aproximadamente unas 150 barricas de roble durante un mínimo de dos años y un máximo de ocho. La intención es usar estos vinos de reserva para mantener la calidad de los champagnes en los años menos favorables, añadiendo estos vinos al Coupage. Los mejores vinos de reserva, aquellos que han envejecido  8 años en las  barricas, son el licor de expedición más preciado. Louis Roederer es la única casa de Champagne que se puede permitir un lujo como este.

Imagen©: Louis Roederer


Etiquetas: , , , ,


Aitor Salvador
Con el corazón dividido entre Italia, Reino Unido y España, Aitor es la definición de pasión por la perfección. Sus tres placeres en la vida: la automoción, la náutica y el mundo de la moda. Ingeniero en varias empresas multinacionales, decidió hace unos años, empezar a involucrarse escribiendo y colaborando en diferentes blogs hasta acabar enfocándose en el mundo del lujo. Ha sido premiado y galardonado por universidades del país en el ejercicio de la ingeniería y del marketing.



Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies