El cognac Henri IV Dudognon Heritage, una joya en un pequeño frasco

Gourmet / 2 febrero, 2017

La mayoría de veces, lo más exquisito y refinado viene en cantidades muy limitadas y en presentaciones pequeñas, dos hechos que, precisamente, son lo que dan al determinado producto un valor incalculable y distintivo. Y es que, como ya bien dicen, en el bote pequeño siempre está la buena confitura. No obstante, en ocasiones, no solo el contenido del interior es de gran aprecio, sino que ocurre que el mismo recipiente en sí resulta una verdadera joya de coleccionista.

Eso mismo sucede con un exclusivo cognac, el Henri IV Dudognon Heritage, el mejor valorado del mundo y considerado, ni más ni menos, que el “ADN de todos los coñac”. Tanto es así que, recientemente, ha sido subastada por una elevada suma de dinero una versión reducida de dicho brandy en una botellita de únicamente 5cl y de 60 años de maduración, en comparación a su presentación normal, más añejo y en un envase de 100 cl, que no es menos distintivo que el líquido que contiene.

El coñac Henry IV Dudognon Heritage Grande Champagne, producido desde 1776, es fruto de la maduración en barrica de roble durante más de 100 años y su graduación alcohólica es del 41%. Estos son algunos de los pocos detalles que se conocen del mismo, puesto que no son muchos los conocedores de su composición precisa, cosa que es uno de los motivos que justifican su renombre. De hecho, para determinar su verdadero origen cabe remontarse a la época de Enrique IV de Francia y sus descendientes, que por su gran afición a esta bebida, la fueron refinando y perfeccionando hasta convertirla en el producto exclusivo que es hoy en día.

HenryIV_Dudognon_Heritage_TheLuxuryTrends

No obstante, su alto valor no es debido solo al brebaje que hay en la botellita, sino también a su lujoso diseño exterior, que se asemeja en forma a la de su versión en tamaño normal y que vale incluso más que su contenido. El pequeño recipiente de 5 cl de edición limitada es único en su tipo, y está elaborado con oro blanco de 18 quilates y plata de ley. Pero eso no es todo ya que, además, lleva incrustadas en su cuerpo un total de 2.800 piedras preciosas, de las cuales 1.400 son zafiros y 1.400 rubíes, ambas talladas naturalmente por el joyero José Dávalos.

En cambio, su hermana mayor (de 100 cl), está bañada en oro de 24 quilates y platino de ley, y lleva incrustados 6500 diamantes blancos tallados. A pesar de tener un aspecto un tanto diferente, lo que sí que comparten ambas botellas es el mismo diseñador que las concibió, Fernando Altamirano, que posee 3 récords Guinness por los diseños más exclusivos de botellas de tequilas, mezcales y aguas.

henri-iv-dudognon-heritage-TheLuxuryTrends

Los amantes del mejor cognac que, a su vez, les guste disfrutar de una auténtica pieza de joyería tienen que considerar este exclusivo brandy, que es la mezcla perfecta entre un lujoso diseño y un contenido de lo más premium. Así, cuando se termine la botella no habrá por qué tirarla, sino que podrá colocarse en el salón como si de una pieza de museo se tratase.

© Imágenes Henry IV Dudognon Heritage


Etiquetas: , , , ,


The Luxury Trends



Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies