Carme Ruscalleda toma las riendas de la cocina del Mandarín

Gourmet / 15 mayo, 2017

Desde hace unos días, la chef catalana Carme Ruscalleda ha tomado las riendas  de la dirección gastronómica del Hotel Mandarín de Barcelona. Un lugar al que ella ya estaba ligada, puesto que dirige, junto a su hijo Raúl Balam, la cocina del restaurante Moments del mismo hotel.

Ruscalleda ha sustituido al chef andaluz Ángel León que ha regresado a su restaurante Aponiente en el Puerto de Santa María, después de tres años en el Mandarín Oriental. De esta forma, la cocinera poseedora de siete Estrellas Michelín, asume toda la oferta gastronómica de autor del Hotel Mandarín, a excepción del Terrat, donde Gastón Acurio sigue ofreciendo su cocina peruana.

Carme-Ruscalleda-Hotel-Mandarin-Oriental-TheLuxuryTrends

El sous chef Alberto Castiñeiras y el cocinero ejecutivo Ismael Alonso son los encargados de dirigir el servicio diario del hotel, pero siempre bajo la supervisión de Carme Ruscalleda. De este modo, tanto la terraza Mimosa, como la coctelería Bankers y el room-service ya llevan el sello de la cocinera de Sant Pol.

Carme-Ruscalleda-Moments-TheLuxuryTrends

Además, el lugar que ocupaba el BistrEau pasará a llamarse de nuevo Blanc, volviendo así a sus orígenes y recuperando la esencia de este restaurante que quería prestigiar la cocina mediterránea. En este espacio, la chef presentará una oferta basada en productos estacionales, con elaboraciones simples, frescas y naturales, una cocina basada en la calidad de la materia prima y el producto de temporada, donde los pescados y los arroces estarán muy presentes, al igual que la cocina asiática. Junto a ellos, se podrán degustar diferentes tapas que llevarán el toque indiscutible de la cocinera.

Carme-Ruscalleda-restaurante-Blanc-Mandarin-TheLuxuryTrends

Carme Ruscalleda es uno de los nombres más destacados del mundo de la gastronomía. Nació en el pueblo costero de Sant Pol de Mar, donde trabajó en el negocio familiar de venta de viandas de elaboración propia. Junto a su marido, comenzaron a elaborar platos preparados que vendían en este local hasta que decidieron ampliar el negocio y abrir su propio restaurante en 1988. Así nació el Sant Pau, el restaurante con inicios modestos que, poco a poco, fue ganando fama y prestigio hasta conseguir, en 2001, su primera Estrella Michelín. Dieciséis años después, Carme Ruscalleda tiene siete estrellas en su poder: tres del restaurante de Sant Pau de Sant Pol, dos de su homónimo en Tokio y dos del restaurante Moments del Hotel Mandarín, donde ahora toma las riendas de la dirección gastronómica.

@Imágenes Carme Ruscalleda; Imágenes Hotel Mandarín Oriental Barcelona


Etiquetas: , , , , ,


The Luxury Trends



Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies